Los candados

By admin 2 meses agoNo Comments
Home  /  Valores  /  Los candados

Los candados – Por José Toledo Ordóñez – 12 de julio de 1998

Columna Cimientos – pepo@guate.net – Redactado para Prensa Libre
  Las dependencias estatales hacen compras y contrataciones  por medio de  licitaciones públicas o concursos de precios dependiendo del monto fijado por la ley; una junta calificadora decide quién es el ganador.  La forma en que normalmente se hacen las licitaciones se presta a corrupción.   Otro problema es que aún que se hagan con la mejor intención, se prestan a impugnaciones; todos los participantes se creen ganadores y con derecho a reclamar si pierden; por ejemplo, en Costa Rica estuvieron usando placas de cartón en los vehículos durante varios años porque una de las empresas perdedoras impugnó la licitación para fabricarlas.
  Antes de realizar una licitación se ponen a disposición de los posibles concursantes las bases; esto no es más que el pedido y las condiciones requeridas por la dependencia de gobierno que compra o contrata. En ellas se pide una oferta técnica y otra económica; generalmente se hace una combinación de punteo entre ambas para determinar al ganador.
  El problema es la subjetividad.  Supongamos que hay que construír una planta termoeléctrica y que entre otras cosas se consideran la experiencia de la firma, la fecha de entrega y la calidad del equipo; la junta calificadora le dará a cada concursante más o menos puntos de acuerdo a la cantidad de obras similares realizadas; lo mismo hará con el que entregue más rápido; también calificará la calidad del equipo de acuerdo a su criterio; a veces cuenta hasta la presentación de la oferta.
  El sistema normalmente usado en las licitaciones permite comprar al más caro; es igual al de los concursos de belleza; las  muchachas desfilan y cada juez saca un cartel indicando el puntaje de uno a diez; esto depende obviamente del gusto del juez,  de algún parentezco o tal vez de la gratificación que le dió el padre de una de las concursantes.
  Otro problema son los requisitos de forma; la cantidad de documentos y garantías que se pide en una licitación es impresionante; luego la junta calificadora se da el lujo de descalificar al oferente más barato porque le faltó un documento o un sello.  La junta debe estar obligada a pedir a los concursantes que subsanen cualquier deficiencia en la documentación en un plazo perentorio.
  A la oferta técnica se le deben poner “candados”.  Ejemplo: las bases deben exigir que el oferente haya hecho tres obras similares; si hizo diez ya no cuenta; se debe pedir una determinada fecha de entrega; si alguien lo ofrece antes no importa; se deben pedir normas de calidad fijas, etc. etc. Los oferentes que hayan “abierto” todos los candados requeridos en las bases empatan y pasan a la segunda ronda en donde se abren las ofertas  económicas; así se le compra al más barato. Es tiempo de reformar la Ley de Compras y Contrataciones del Estado.
_______________
” El sistema normalmente usado en las licitaciones permite comprar al más caro; es igual al de los concursos de belleza; las  muchachas desfilan y cada juez saca un cartel indicando el puntaje de uno a diez.”

Category:
  Valores
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.