Linchamientos

By admin 7 meses agoNo Comments
Home  /  Leyes  /  Linchamientos

Linchamientos – Por José Toledo Ordóñez – 13 sep 98

Columna Cimientos – pepo@guate.net – Redactado para Prensa Libre

  La semana pasada discutimos acerca de la legitimidad de la pena de muerte;  hicimos ver que eliminar delincuentes que cometen delitos graves  constituye un medio de defensa de la colectividad. También comentamos una encuesta realizada hace un año por encargo de la Corte Suprema de Justicia, en donde el  92% de los entrevistados se mostró a favor de la pena de muerte por secuestro; lo sorprendente es que 71% avaló el linchamiento de delincuentes y 75% la toma de justicia por mano propia.

  Los linchamientos se han vuelto una práctica común, principalmente en el interior del país; los brutales métodos de dar muerte a los supuestos criminales varían desde darles golpes hasta quemarlos vivos; hace pocos días lincharon a una mujer que se cree estaba embarazada; los responsables, con una reciente excepción, han quedado impunes.

  Linchar significa ejecutar a un criminal tumultuariamente sin formarle juicio, no importando si es verdadero o supuesto. La palabra proviene del apellido de Carlos Lynch, un juez de paz de Virginia, E.U.A.; en su afanosa lucha contra la dominación británica, pasaba encima de la ley y aplicaba la justicia  en forma expedita a los conspiradores.  Durante los duros tiempos de la colonización de este país prácticamente no existían instituciones judiciales capaces de reprimir el crimen; así nació la “ley” de Lynch, que fue empleada con frecuencia en el oeste; todavía en los años cincuenta se aplicaba, principalmente contra los negros en el sur.

  Viendo más atrás en la historia, el Derecho Penal se divide en dos grandes etapas: La primera se desarrolla alrededor de la venganza privada y la venganza divina; aquí encajan el Derecho Penal Primitivo y el del Antiguo Oriente; en el Derecho Germano, la venganza privada era el eje del sistema punitivo; la “ley” del Talión (“ojo por ojo…”) buscaba suavizar los excesos de este sistema. La transición a la segunda etapa, de la venganza privada a la pena pública impuesta por el Estado, se da en la Grecia Clásica; finalmente, en el Derecho Romano triunfa la concepción de la pena pública.

  El hecho de que hayamos vuelto al derecho primitivo, o sin ir muy lejos a la época del salvaje oeste norteamericano, no es más que una muestra de la frustración del pueblo ante un sistema judicial inoperante; la falta de certeza jurídica es un lastre para el desarrollo del país.

  Solamente uno de cada veinte jueces es abogado; esto es un reflejo del bajo salario que perciben; además se les carga con tareas administrativas; no tienen suficientes recursos ni buenas instalaciones; en resumen, no hay capacidad en los juzgados; la falta de capacidad crea congestionamiento; el congestionamiento es fuente de corrupción.  Adicionalmente, los jueces se ven sujetos a amenazas y presiones políticas. Está claro que no basta con procesar linchadores; la reforma integral del sistema de justicia es urgente.   

____________

Inserto:

  “El hecho de que hayamos vuelto al derecho primitivo, o sin ir muy lejos a la época del salvaje oeste norteamericano, no es más que una muestra de la frustración del pueblo ante un sistema judicial inoperante.”

Category:
  Leyes
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.