Colonización de la India

By admin 11 meses agoNo Comments
Home  /  Geopolítica  /  Colonización de la India

Colonización de la India       Por José Toledo Ordóñez

Suplemento Económico y Financiero Prensa Libre    4NV92

    A propósito de la conmemoración de los 500 años de Ia colonización de América, cabe pensar qué suerte corrieron países que fueron colonizados por otras potencias. Y digo esto porque existe la tesis de que el patrón colonizadores protestantes-liberalismo produjo países hoy en día desarrollados, y el patrón colonizadores católicos-mercantilismo mantuvo a los países bajo su dominio en el más completo subdesarrollo, el cual a Ia fecha no han podido superar.

     Motivado por Ia curiosidad, después de un poco de investigación cayó en mis manos un texto titulado “La Destrucción de Ia Economía India Durante el Régimen Colonial”, de Guillermo Garcés Contreras. Veamos lo que en este caso resultó del primer patrón arriba mencionado.

    En la época pre-británica la India tenía un comercio próspero con Europa y con el extremo Oriente. Exportaba tejidos de algodón de primera categoría, muselinas, y lanas y sedas tales como el calicot y el casimir procedentes de Bengala, Madura, Cachemira y la zona del Ganges. A cambio recibía fuertes cantidades de oro y plata. Las manufacturas eran tan adelantadas o más que las de Europa. Entre las de metal destacaban las de hierro, cobre y latón.

    Se hacían magníficos artículos de joyería, filigrana, marmolería fina, vidrio y marfil. La fabricación de papel, la tenerla y la perfumería estaban bien establecidas como ramas de exportación. La construcción naval era otro aspecto importante de Ia industria. En Io tocante a Ia agricultura, la India tampoco era inferior a Europa. Las comunidades aldeanas basaban su producción en el cultivo intensivo y la irrigación. Así se explica la floración cultural y la estabilidad que tenían las

grandes naciones como el Imperio Mongol, que tuvo más de dos siglos de esplendor.

    Todo este panorama fue cambiado rápidamente no por un gobierno, sino por una compañía particular llamada Compañía de Indias Orientales, de la cual se decía que mantenía un fusil en una mano y el libro de contabilidad en la otra.

Fue creada en el año de 1599 y obtuvo permiso para establecer una factoría en el Surat en 1609.  Los franceses aparecieron en escena con su propia compañía, y de ellos surgió la idea de convertir a la India en una colonia, hacia el año 1742. El gran Imperio mongol empezaba a desintegrarse y la India estaba compuesta por diversos Estados Principescos que en muchas ocasiones luchaban entre sí. Pronto surgieron choques entre franceses e ingleses, quienes libraron una batalla decisiva en Plassey en 1757 donde Roberto Clive derrotó a un Nabab local apoyado por los franceses. Clive era un funcionario de la Compañía de indias Orientales y fue en realidad el conquistador de la lndia. Comenzó con un puñado de soldados mercenarios de origen indio y unos cuantos británicos.

    El apoderamiento de la India tomó tiempo. Fue convertida en una región tributaria, para uso exclusivo de Ia Gran Bretaña, al destruirle sistemáticamente su economía natural y hacer de ella un gigantesco mercado para los productos de

los conquistadores. EI botín llevado hacia Inglaterra fue el impulso principal para la Revolución Industrial. Plassey se Iibró en 1757 y Ia Revolución Industrial en el año de 1770. No es una coincidencia que las partes más pobres de la India hoy en día son las que llevaron más tiempo bajo el dominio británico, como lo es la zona de

Bengala. Este dominio comenzó con el saqueo y luego con un sistema de impuestos que llegó a causar hambres. Este proceso se llamó comercio y el comercio era saqueo. Esta forma de explotación legalizada duró muchas generaciones.

    En un principio la India no era considerada como un mercado viable para los productos ingleses, sino como una fuente inagotable de tributos. Los empleados y funcionarios de la Compañía se enriquecieron haciendo toda clase de

negocios sucios.

    Para aniquilar sistemáticamente las manufacturas indias los ingleses comenzaron por prohibir el torno de hilar en Bengala. Luego ensayaron el control de aduanas, fijando muy bajos impuestos a la importación de productos que venían de la Gran Bretaña, y muy altos a los productos que se exportaban de la India, que en algunos casos llegaban hasta el 1,000% ad valorem.

    La destrucción de las artesanías de la India marchaba en razón directa del progreso y desarrollo de las industrias británicas. En muchos casos se emplearon la violencia y el crimen, asesinato a grandes tejedores o volviéndolos ciegos.

Los artesanos, privados de sus medios de vida se convirtieron en el coolie o trabajador dispuesto a hacer lo que fuere sólo para comer. En un principio gravitaron sobre la agricultura haciendo más difíciles sus condiciones.

    Antes de la llegada de los ingleses la tierra era explotada en la india por las comunidades aldeanas. La ley prohibía la venta de la tierra, asegurando el patrimonio de las familias. Los tributos consistían en una cuota fija sobre los

productos, que nunca excedió de Ia tercera parte, y eran pagados en forma colectiva a través del jefe de la comunidad. Los emperadores mongoles mantenían agentes para el cobro de los impuestos llamados Zamindaris, que recibían un

2.5% de las contribuciones obtenidas.

    Los ingleses permitieron que los Zamindaris se fueran adueñando de las tierras bajo el principio de que el verdadero dueño era el que cubría los impuestos, sumiendo a los campesinos en la miseria. Los que fueron despojados de sus tierras sumaron hasta 70 millones y se convirtieron en peones o arrendatarios de sus antiguas propiedades. Como también las artesanías habían sido destruidas, pasaron a engrosar el ejército de los sin trabajo, de los coolies y de los parias.

    Los resultados no se dejaron esperar. Durante Ia ocupación británica, entre 1770 y 1947 hubo 55 hambrunas en la India durante las cuales perecieron 90 millones de personas. Paradójicamente en estos períodos de hambre la India importó más” cereales que en otros períodos. Había suficientes alimentos, pero el desempleado no tenía dinero para comprarlos. En 1881 el promedio de vida era de 30 años. En 1931 bajó a 27 años mientras que en Inglaterra era de 62.

    Las hambres periódicas se hicieron más intentas en este siglo. Durante el hambre de 1901 murieron 4 millones, 10 en los años 1918-1919 y 15 en los años 1942-1944. La gravedad de esta última que azotó principalmente a la zona de Bengala se debió a la falta de medios de transporte para llevar granos, ya que los británicos se habían llevado gran parte del material ferroviario.

    Aún en la actualidad, a veces la tierra tiene una cadena de diez subarrendatarios entre el dueño de ella y el cultivador, el cual es explotado por prestamistas, acaparadores y agentes gubernamentales.

    Los ingleses usaron para su dominación en la india la política de “divide y reinarás”, manteniendo semi-autónomos y bajo protectorado a los Estados principescos que existían desde el lmperio mongol. Estos Estados, regidos por un Marajá, sumaban 552 al consumarse Ia independencia de la India en 1947. Algunos enormes y otros minúsculos, impedían con sus barreras arancelarias toda integración de una economía general.

    Otros controles fueron ejercidos por medio de impuestos a la sal, indispensables para la conservación de energía del cuerpo humano en las zonas cálidas, y en las comunicaciones estratégicas, representadas por la red de ferrocarriles principiada en 1853. Esta última fue planeada para acelerar el saqueo del país y no su desarrollo. Los ingleses construyeron gran número de fortalezas subterráneas servidas por las comunicaciones ferroviarias con el propósito de mantener su dominio.

    La industria manufacturera fue desalentada y obstaculizada. Hacia fines del siglo pasado sólo había algunas industrias textiles con capital inglés, como las del yute en Bengala. En la Primera Guerra Mundial los ingleses al no poder satisfacer Ios requerimientos de los ferrocarriles localmente permitieron al capital nativo, representado por la casa Tata, que estableciera una industria siderúrgica.

    Los ingleses llegaron incluso a destruir la cultura de Ia India. Las escuelas tenían por objeto forjar servidores del régimen. No estudiaban los valores nativos sino la cultura europea, despojando a los hindúes de su legado cultural y hasta

de su orgullo nacional.

    Es por esto que para poner en marcha la lucha por la independencia, había que crear ante todo conciencia nacional. El hombre destinado a lograrlo fue uno de los más grandes que ha dado Ia humanidad: Mohandas Gandhi, aquel santo

que envuelto en un taparrabo puso en pie a 350 millones de hombres y los condujo a la independencia. En un país tan dividido, tan explotado y

tan empobrecido, hubo de usar tácticas especiales como lo son la resistencia pasiva y Ia desobediencia civil. Su arma más efectiva fue el boicot a

las mercancías inglesas. EI pueblo respondió al crear conciencia nacional, culminando con la independencia de la lndia en 1947.

    Durante la conquista de Ia India se perpetró Io que sin lugar a dudas fue el genocidio más grande en Ia historia de Ia humanidad, al haber provocado que más de cien millones de personas murieran de hambre, y quién sabe cuántos más a

manos de los ejércitos británicos y sus aliados. Esto sin mencionar el subdesarrollo en que quedó sumido la lndia, un país que otrora se codeaba o era superior en muchos aspectos a las potencias europeas.

Category:
  Geopolítica
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.