Efraín Recinos

By admin 3 años ago
Home  /  Crítica  /  Efraín Recinos

A continuación el maestro Efraín Recinos nos va a dirigir unas palabras, por favor maestro.

Hola… Buenas noches, se oye bien… Respecto a lo que les decía don Jorge, ¿No hay ningún colado por aquí, extra, que podamos distinguir? Porque tenemos que estar seguros.  ¿Seguros?, entonces continuamos.

Mi papel en esta intervención va a ser más que nada para explicar o tratar de explicar que esta exposición no es así que surgió de repente. Quiere decir que hay atrás un fondo de donde viene esta inspiración escultórica, eso debe quedar claro, no es una exposición que por capricho aquel decidió “pues voy a hacer esto” y “voy a hacer el otro” y ya, y hay ahí 20 piezas, etc. No, tenemos que regresar a los inicios de dónde surgió esta, yo le voy a llamar Pléyade, espero que nadie esté en contra de ese nombre, es una Pléyade de estrellas escultóricas, entonces, ¿De dónde viene todo eso? En primer lugar, amor, mucho antes de qué Pepo pensara en hacer escultura, mucho antes hay en él su amor a la naturaleza.  Una prueba, ahí tienen ustedes todo lo que hizo en el Zoológico de La Aurora, que recordarán que los animales, nuestros hermanos, estaban en cárceles, rejas.  No, Pepo estableció un nuevo Zoo, es decir, el animal respetado en su hábitat, fue un trabajo largo, pero es el único que circula, que creo que hay en Centro América, en donde ahí detectamos nosotros que desde su posición como amante de la naturaleza hizo ese hábitat nuevo… ¿Estas de acuerdo Pepo?, ah bueno…

Hay algo más, cuando era niño, le interesaba la paleontología, admiraba a los animales de aquellos tiempos, es decir, estamos hablando de hace 65 millones de años, pero el conocía las fotografías, los dibujos, etc.  Y de ahí fue creciendo su amor a los seres “llamados” animales, pero hay algo más, entorno, quiero decir que esta exposición es más que nada un amor a la humanidad, ¿Recuerdan ustedes quién fue el que hizo que en Guatemala ya hubiera gasolina sin plomo?… Pepo, ah por el hace algunos años siempre con amor a la naturaleza ya no tenemos ese veneno de la autoridad… ¿Estas de acuerdo Pepo?

En el campo de la electricidad, cuando Guatemala tuvo la oportunidad que él manejara ese aspecto eléctrico, las palabras textuales que lo pueden definir en toda esa labor que se va acercando directamente a estas esculturas es: “Modernización de todo lo que es eléctrico”.

Ahora entramos a sus conocimientos, qué es lo que él sabía antes, luego el conocimiento del metal como un material precioso, pero generalmente poco utilizado en escultura, a no ser en formas escultóricas tradicionales.  Por ejemplo, algo de un automóvil, ya no funcionaba, se tiraba, se desperdiciaba, y esas piezas fueron hechas por nosotros y si las observamos con atención tienen cierta belleza, algunas más que otras.  El arte en general entonces ha despreciado un poco al metal.  Y de ahí surgió el interés de Pepo, por las planchas de metal, como se ve en ese Ictiosauro, que parece ser la pieza clave de la exposición.  Allá lo distinguen, observen ustedes, generalmente un cigüeñal de automóvil o de camión, media vez terminado su ciclo útil, se desperdiciaba, se tiraba, y él encontró la belleza de esa pieza y por eso la encuentran ustedes en algunas de estas esculturas, siempre piezas de maquinaria que eran consideradas chatarra en aquellos tiempos.  Se ha hecho arte con la chatarra, claro, pero se deja por ahí abandonada chatarra, chatarra, etc., sin darle una cierta condición artística.  Entonces, Pepo fue cuando se empezó a surgir esa actitud en combinar esa chatarra de los automóviles porque, dónde habían visto ustedes esas piezas de automóvil, todavía no estoy hablando de las planchas, por ejemplo esas planchas, que sólo servían para que funcionaran los vehículos y se desperdiciaran, pues aquí ya fueron convertidos en parte del arte, hermoso.

Sólo observen los nombres, por ejemplo  ese Ictiosauro, un cigüeñal, una gran cola, una gran cabeza, si ustedes observan esa cola, esa cola con esa filigrana plateada, le daba al animal prehistórico, que podría ser un Ictiosauro, lo va convirtiendo en algo muy contemporáneo, muy nuestro, muy actual.

Insisto, lo que se consideraba chatarra, para Pepo no lo es, hay que recuperar esa chatarra.  Allá está otra pieza, esa pequeñita, cerca de usted, ¿Cuál es su nombre? ¿El nombre de la pieza?… Misil Orgánico… ¿Cómo?… Misil Orgánico… Eso… Un poco más alto que no se oye Misil Orgánico. Un Misil Orgánico, tiene una cierta relación con el héroe de la obra, el Ictiosauro, y también hay una pieza olvidada, que se pudo haber perdido para siempre y el metal ya convertido en escultura, que integra la pesada máquina olvidada con algo nuevo y completo.  Él empezó a hacer estudios de arte desde hace más de trece o quince años, por su cuenta.  Primero con catedráticos y luego por su cuenta, dibujó, pintó, empezó a hacer escultura… ¿Estoy en lo cierto colocho?… Aprendiz de escultor… ¿Ah?… Aprendiz de artista… Bueno, Pepo dice “aprendiz de artista”, como nos gusta a nosotros, con Güicho, con María Victoria, con Pepo y yo, decimos somos aprendices de artistas, porque en realidad que digan “usted es un artista”, que seguridad tenemos, tal vez dentro de doscientos años van a decir “aquel si era artista”, porque ustedes saben que los títulos, que las categorías, cambian con el tiempo, pero por el momento artistas.  “El grito”, aquí lo tienen, es un enorme oso, gigantesco, está gritando teatralmente.  Y tenemos por ejemplo un armado, miren ese jovencito que está ahí, me parece uno de los más simpáticos del local, él es estrictamente planchas.  Pero ustedes observen el cuidado con  que con los mismos materiales se hacen, por ejemplo los ojos de esas figuras.  Y si tienen cuidado, todas las puntas con aletas de las figuras no lastiman, alguna que otra podría ser, pero también tenemos que ser cuidadosos.  Así que, después de haber tratado de explicar de donde surge ese arte de Pepo, ese arte de Pepo ya estaba de hace tiempo, de repente es cuando decidió hacer a petición de algunas personas, hacerlo como nos está pasando en este tiempo, hacer, que no es una exposición de casualidad de un principiante, sino que llevó todo su amor a la naturaleza, al conocimiento del metal, a la escultura.  Así que con eso creo que he hablado un poco, de lo que ha significado la escultura de Pepo en este año, gracias.

Category:
  Crítica
this post was shared 0 times
 000