Club & Museo – Automóvil Puebla  –

José Toledo Ordóñez 07SP12

El arte es el hombre también. Expreso lo que soy por medio de las tres grandes pasiones de mi vida: los animales, el arte mismo y los automóviles. Trabajé más de 16 años reconstruyendo el Zoológico La Aurora en Guatemala. En Fundación Mario Monteforte Toledo me dediqué a promocionar arte y literatura.   Mi pasión por los automóviles me llevó a participar en competencias y comenzar mi carrera como técnico automotriz en el año 1974. De allí vienen mis raíces. Mi primer contacto con la lámina vino de modificar automóviles para competir. Amo los carros clásicos. Manejo un Corvette Singray 1966 y un Pontiac GTO 1967.

Hoy quiero ensalzar al hombre que confirió a los automóviles la categoría de esculturas: Harley Earl, inventor del diseño automotriz.

Creó el LaSalle 1927, primer carro de diseño producido en serie.  Hasta ese entonces el diseño de los automóviles evolucionaba lentamente respondiendo  a requerimientos de la ingeniería. El Ford modelo T 1927 era casi igual al de 1910.  Earl creó el primer carro conceptual, el Buick Y, y el  primer carro deportivo producido en serie, el Corvette 1953.

Creó el primer estudio de diseño automotriz: General Motors Art & Colour section, convirtiendo a esta empresa en el líder del diseño. Le dio forma al sistema colectivo de diseño corporativo.  Hubo otros prototipos, como el Volvo Venus Bilo 1933. También diseños muy buenos, como el Hispano Suiza. Pero Harley creó el diseño del automóvil como un sistema.

Creó las colas con aletas, marca inconfundible de los 50’s, que llegaron a su clímax con el Cadillac 1959.  Estilo ciencia ficción, transmitían fuerza bruta y  destellos relampagueantes. Una perfecta combinación para la era atómica. ¿Qué escultor no quisiera esas cualidades en su obra?

Creó un estilo distintivo del carro americano, combinando las curvas suaves y esbeltas de los carros europeos con las carrocerías redondas de los carros americanos. La línea de las carrocerías  evocaba el ideal de belleza de la mujer en cada continente.

Privilegió el impulso creativo individual sobre la aplastante conformidad que nace de los estudios de mercado. Los inspirados ingenieros bajo la guía de Earl hacían realidad sus sueños en lámina de metal y hierro forjado. Los mismos materiales de que está hecha la escultura que develamos hoy.

En mis esculturas empleo básicamente lámina de metal incorporando algunas veces piezas de automóvil; no como chatarra o arte povera sino puestos a valer, como si hubiesen sido fabricados especialmente para la obra. Busco piezas cinéticas que sugieren ritmos y movimientos.  Es por esto que me siento en casa en este extraordinario Club & Museo Automóvil Puebla.

Category:
  Expresión de mis Obras
this post was shared 0 times
 000